Violencia intrafamiliar

Violencia intrafamiliar – Todo lo que debes saber

¿Cuáles son las penas para un agresor? ¿Dónde puedo realizar la denuncia? ¿Cómo me protege la ley? No se preocupen que aquí les explicaremos todo lo que deben saber sobre Violencia Intrafamiliar en Chile.

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

Lo primero que debemos hacer es entender este concepto. Según la ley 20.066 de nuestro Código Civil, la Violencia Intrafamiliar en Chile es:

Todo maltrato realizado por un familiar y que afecte la vida o la integridad física o psíquica de la persona

¿Qué quiere decir lo anterior? Quiere decir que si una persona (que pertenece a tu familia) realiza alguna acción que te afecte físicamente (golpes) o psíquicamente (gritos o insultos por ejemplo), entonces está cometiendo violencia intrafamiliar.

Ahora bien, en la descripción recién mencionada utilizamos el concepto de familia. Si no estuviera este concepto, dejaría de ser violencia intrafamiliar y pasaría a ser sólo violencia. Pero ¿quiénes son considerados familia? Lo vemos a continuación.

Qué es la violencia intrafamiliar

¿Quién es considerado familiar dentro de la Ley?

La Ley es específica en este sentido y sólo considerará familia a las siguientes personas:

  • Cónyuge: marido o mujer de la persona que sufre violencia
  • Ex cónyuge: ex marido o ex mujer de la persona que sufre violencia (si hubo divorcio, se seguirá considerando familia)
  • Conviviente: pareja actual que vive con la persona que sufre violencia. Aquí no importa si están casados o no, sólo por el hecho de convivir entra en el concepto de familia para esta Ley
  • Parientes en línea recta: aquí entrarían los bisabuelos, abuelos, padres, hijos, nietos o bisnietos de la persona que sufre violencia
  • Parientes colaterales: ellos serían los tíos y sobrinos de la persona que sufre violencia

Como pueden ver, la violencia familiar no siempre se da entre el núcleo más cercano. Para la Ley la familia es más amplia. Es muy importante que entendamos bien esta lista.

Tipos de violencia intrafamiliar

Tipos de violencia intrafamiliar

Ya sabemos qué es y quiénes pueden cometer violencia intrafamiliar, pero ¿qué tipos de violencia existen? ¿qué tipos de violencia entran dentro del marco de la ley? Revisemos cada una a continuación.

Violencia física

La violencia física es cualquier maltrato en el cual se ejerce fuerza sobre la otra persona con el fin de dañarla o lesionarla.

Sobre este punto hay que tener muy claro que NO existe un mayor o menor grado de violencia física. Un peñiscón, una cachetada, un golpe de mano cerrada o un empujón, entrarían en la misma categoría y son igual de graves.

Hacemos hincapié en esto porque muchas víctimas (hombres o mujeres) le restan importancia a este tipo de violencia dependiendo del grado de lesiones o justificando que no fue tan grave.

Violencia psicológica

En este tipo de violencia (violencia psicológica), la persona agrede de forma verbal o no verbal a la otra, pero esta vez no afectando su cuerpo, esta vez afectando su salud mental (su integridad psicológica).

Recién dijimos que puede ser verbal y no verbal. La primera es fácil de reconocer: gritos, insultos, etcétera, pero la segunda (violencia psicológica no verbal) es muchas veces confusa. En este punto podrían entrar miradas, privación económica, humillaciones, entre otros.

La violencia económica entra también en esta categoría. Muchos agresores utilizan este tipo de violencia para controlar a la víctima y llegar a extremos de quitarle incluso su libertad.

Violencia sexual

Este tipo de violencia hace referencia a las acciones en las que una persona obligue a otra a cometer un acto sexual. ¡Ojo con este punto! Cuando hablamos de acto sexual no nos referimos únicamente al coito o penetración. Obligar a que una persona se prostituya, que pose desnuda para una fotos, obligarla a grabar un video con contenido sexual o tocaciones no consentidas, entran también aquí.

Dónde denunciar la violencia intrafamiliar

¿Dónde denunciar la violencia intrafamiliar?

Si sufres de violencia intrafamiliar, puedes (y debes) hacer la denuncia en Carabineros (en cualquier comisaría o por teléfono) o en la PDI (Policía de Investigaciones).

Si lo haces de forma presencial (acudes a la comisaría), entonces tomarán tus antecedentes, escribirán tu denuncia y te enviarán al Servicio Médico Legal a constatar lesiones. Junto con esto, acudirán a tu domicilio y obligarán al agresor a abandonar el lugar (esto es una medida de protección para la víctima).

Si lo haces por teléfono (“me están golpeando”), entonces carabineros acudirá a tu domicilio, detendrán al agresor y a ti te llevarán a realizar los exámenes al Servicio Médico Legal.

Una vez hecha la denuncia (y constatadas las lesiones si es violencia física), la víctima será citada por la fiscalía de Chile para comenzar todo el proceso de protección que explicaremos en los siguientes puntos).

¿Quién puede denunciar la violencia intrafamiliar?

La violencia intrafamiliar puede ser denunciada tanto por la víctima (la persona que sufre violencia) o por un tercero. Este tercero puede ser cualquier persona: un amigo, un familiar, un completo desconocido que presenció los actos de violencia, etcétera. Como medida de protección, el tercero que denuncie puede pedir que se reserve su identidad.

Si es un tercero, el proceso será el mismo. La persona acude a carabineros o a la PDI (o llama por teléfono), ahí acogerán la denuncia y la traspasarán a la fiscalía, quien citará al afectado para comenzar con todo el proceso de protección.

Si un tercero es el que denuncia y el acto de violencia está ocurriendo en ese momento, los carabineros acudirán al domicilio y si pillan en el acto al agresor, tienen la facultad y obligación de llevarlo detenido.

Teléfonos de denuncia

Si quieres denunciar tu caso de violencia intrafamiliar o algún caso de otra persona, puedes llamar a los siguientes números:

  • Sernam (Servicio Nacional de la Mujer): 800 104 008
  • Carabineros: 149

Ambos sirven como medios de denuncia, pero el primero sirve también para recibir apoyo e información sobre el tema.

Cómo probar la violencia intrafamiliar

¿Qué ocurrirá luego de la denuncia?

Una vez realizada la denuncia, en primer lugar se le pedirá (obligará) al agresor a que abandone el hogar en común (si es que viven juntos). La policía irá al domicilio, obligará al agresor a irse y si éste no lo hace entonces se lo llevarán detenido.

Hecho esto, la policía tendrá como misión traspasar la denuncia a la fiscalía.

Con el caso en sus manos, la fiscalía llamará a la víctima para analizar la situación, ver si las denuncias son verdaderas o falsas, tratar de comprobar si existió violencia sicológica y por último determinar si se trató de un delito o no.

¡Atención al último punto! La violencia intrafamiliar NO siempre es considerada un delito y los procesos de protección y penas cambiarán según cada caso.

¿Cómo se prueba la violencia intrafamiliar?

La fiscalía (ya con el caso en sus manos y después de la denuncia) tiene dos opciones:

  • Violencia física: la comprobará en base a los resultados (peritajes) que entregue el Servicio Médico Legal
  • Violencia sicológica: La fiscalía entrevistará a la víctima y pedirá pruebas con un psicólogo

Una vez realizadas las pruebas, la fiscalía decidirá si la violencia fue delito o no y continuará con el proceso.

¿Cuándo la violencia intrafamiliar es delito?

¿Cuándo la violencia intrafamiliar es delito?

Para entender cuando la violencia es delito, debemos primero entender cuando NO es delito. La violencia intrafamiliar NO es delito cuando:

  • Es la primera vez que ocurre el acto
  • No existen lesiones tras una violencia física

Dicho esto, la violencia intrafamiliar ES delito cuando:

  • La violencia es reiterada (habitual)
  • Existen lesiones tras una violencia física

Sea cual sea el caso (delito o no delito) comenzará un juicio por violencia intrafamiliar. Si no es delito, entonces el juicio estará a cargo de los tribunales de familia y si existe delito, entonces el juicio estará a cargo de los tribunales civiles.

Violencia intrafamiliar habitual

El año 2005 la ley de violencia intrafamiliar se actualizó y agregó el concepto de violencia habitual. ¿Qué significa esto? Que si existe violencia física o psicológica de forma reiterada, entonces se considerará una delito y el agresor arriesga penas de cárcel efectiva.

Antes sólo la violencia física con lesiones graves era considerada un delito

Para que la violencia sea considerada habitual tienen que darse las siguientes dos condiciones:

  • Que exista más de un hecho de violencia
  • Que los hechos ocurran en momentos cercanos (no uno cada dos años, si no cada meses)

Penas por violencia intrafamiliar

Penas de la violencia intrafamiliar

Ya sabemos qué es, quién puede denunciarla y qué ocurre luego de hacer una denuncia. Pero ¿cuáles son las sanciones o penas para la persona que comete violencia intrafamiliar? Las revisamos en detalle a continuación.

Las sanciones vienen después del juicio, ya sea en el juzgado de familia cuando no es delito o en el juzgado civil cuando es delito

Penas cuando no es delito

Cuando la violencia intrafamiliar NO es delito (es la primera vez que ocurre y no hubo lesiones si es violencia física) entonces el agresor será sancionado con una multa que va desde las 0,5 UTM a 15 UTM más cualquiera de las siguientes medidas (una o más):

  • Obligación inmediata de abandonar el hogar que comparte con la víctima
  • Prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o estudio, o cualquier otro lugar al que concurra habitualmente
  • Prohibición de porte y tenencia de armas de fuego
  • Asistencia obligatoria a programas terapéuticos o de orientación familiar
  • Obligación de presentarse a firmar cada cierta fecha a una comisaria
  • Si hay hijos en común o es un menor la víctima, entonces el agresor puede perder la tuición y el derecho a visitas

¿Cuánto duran las penas recién mencionadas? Este punto es muy importante. Las penas no son eternas ni permanentes. El juez del juzgado de familia puede pedir que después de por ejemplo 6 meses, el agresor se realice una serie de peritajes sicológicos para comprobar si ha mejorado, y de ser así puede quitar o extender las sanciones.

Penas cuando es delito

Cuando la violencia es delito (es habitual o hay lesiones), la situación cambia. Aquí el caso se va a los juzgados civiles (no de familia) y si se comprueba la culpabilidad del agresor, entonces éste arriesga pena efectiva de cárcel desde 61 días a 3 años o incluso más si el juez así lo determina.

Consecuencias de la violencia intrafamiliar

Otras consecuencias de la violencia intrafamiliar

Tras una sentencia por violencia intrafamiliar (haya o no existido delito), la víctima si es que está casada, puede pedir el divorcio por culpa. Este divorcio está pensado en todas las personas que han sufrido de violencia en el matrimonio u otros actos como infidelidad, alcoholismo, etcétera.

También te puede interesar: Divorcio por Culpa

Junto con lo anterior, el agresor quedará dentro de una lista que tendrá el registro civil y que incluirá a todas las personas que hayan cometido este tipo de actos. Esto servirá como medio de prueba para cualquier futura agresión.

Resumen violencia intrafamiliar

Para que no queden dudas los dejamos con un esquema simplificado de todo el proceso:

  • La persona sufre violencia y acude a carabinero o la PDI a realizar la denuncia
  • PDI o carabineros acude al hogar del agresor y lo obliga a irse (si lo encuentra en el acto se lo llevará detenido)
  • En el caso de ser violencia física, la víctima es enviada al Servicio Médico Legal para constatar lesiones
  • Carabinero envía la denuncia a la fiscalía
  • La fiscalía cita a la víctima para comprobar su estado, hacer pruebas sicológicas y ver si hubo o no delito
  • Si no hubo delito, se hará un juicio en los tribunales de familia y el agresor arriesga una multa al agresor más algunas medidas de protección para la víctima
  • Si hubo delito entonces se realizará un juicio en los tribunales civiles y el agresor arriesga penas de cárcel efectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *